El diseño es una forma de comunicación visual que nos permite analizar el comportamiento y los procesos mentales de: razón, impresión y personalidad de quien lo percibe. Esa psicología cognitiva nos permite comparar las emociones, que mediante la estimulación del sentido estético, nos da una sensación inconsciente de empatía.

El papel que desempeña un diseñador dentro de un proyecto gráfico ­­ —sea cual fuere el área en donde este se desempeñe — juega un rol mucho más importante y trascendente que solo técnico. Si bien la destreza es importante para la fluidez en su desempeño, el análisis y la investigación previa en un proyecto es lo que enriquece el resultado. Estar a la vanguardia de lo que el usuario busca, y de lo que el mundo consume, es vital para el desarrollo de proyectos de diseños útiles y funcionales.